Volver a Reiki.do


Tema: “Niña prodigio que desmontó las terapias de reiki con un trabajo escolar”

  • Equipo de Profesionales de la Ciencia -  AEAMU

Desde el sector de profesionales de AMU se realizó un análisis detallado sobre el artículo titulado A Close Look at Therapeutic Touch publicado en la revista JAMA, el 1 de Abril de 1998 con el fin de validar el método científico. Durante el proceso, se encontraron algunas falencias, que se exponen a continuación.


En primer lugar, se pudo determinar que sólo basa la experiencia en el Toque Terapéutico; en ningún momento se menciona al Reiki como terapia utilizada. En el artículo digital publicado en la ABC hace referencia a al toque terapéutico y al reiki como lo mismo haciendo valer las conclusiones del primero sobre el segundo. Pero en el artículo original no se menciona al reiki, y las conclusiones sólo son válidas para el toque terapéutico.


En todo estudio con fines científicos los materiales y métodos a usar deben estar perfectamente detallados para no generar confusión al lector. En este caso no se aplica con seriedad dicho método desde el primer paso que es la toma de datos para llevarse a cabo, ya que pone como sinónimos al Reiki y el toque terapéutico fundamentando que son técnicas similares, con lo que la conclusión luego dice o hace valer para ambas.


No hay un grupo control (que se repite con personas que no sean terapeutas). Es decir, no tenemos un grupo para comparar los resultados obtenidos, y así poder llegar a conclusiones en base a datos.


También deberíamos tener un n (cantidad de casos) muy grande para contrarrestar el efecto placebo en el caso de estudio conductual por ejemplo, o medir un dato exacto y bien definido, que en este caso no se produce. Es por ello que la cantidad de pacientes seleccionados no permite establecer una relación entre los hallazgos encontrados y la efectividad de la técnica.


Pone como objetivo de la experiencia el poder determinar si los practicantes de esta técnica pueden percibir el "campo energético humano" y luego como conclusión se publica que fueron incapaces de detectar el campo de energía, por lo que es "evidencia irrefutable para que su uso profesional esté injustificado". Consideramos que la conclusión va más allá de los objetivos propuestos para el trabajo y su experimentación. Además, el hecho de que el terapeuta no pueda percibir este acercamiento efímero no quiere decir que la terapia no sea efectiva para la persona que la recibe. Por lo tanto el experimento no está en consonancia con la conclusión que pretende sacar de las terapias complementarias.


También, se encontró que falta definir información sobre los métodos realizados. Por ejemplo, no tiene en cuenta la medida del campo electromagnético de la persona, solo supone "acertar" si se acerca una parte del cuerpo de la persona al terapeuta. Tampoco hace referencia a la distancia real medida del acercamiento, ni el tiempo que se mantiene para ser percibido. No se hace referencia a que la persona del experimento tenga algún desbalance o enfermedad que pueda ser percibida en su campo.


Es por ello que creemos que es importante seguir fomentando la investigación y el debate de este tipo de proyectos para, así, poder profundizar más en las medicinas complementarias.