El Sistema usui Shiki Ryoho

Si bien el sistema se enfoca en la imposición de manos permite canalizar energía que sana y cura, la experiencia con éste, dice mucho más que esto.

De acuerdo a las enseñanzas de Mikao Usui, había que buscar difundir el Reiki en algún sitio cerca de uno mismo, y no desde la filosofía o la lógica. Esto es interpretable como que para curar al mundo primero había que curarse uno mismo. Mikao Usui, hacía hincapié no sólo en la práctica de la disciplina en si, sino también en la meditación. El maestro Usui, particularmente trabajaba en la meditación Gassho, y promovía esta práctica entre sus estudiantes.
 

Fueron palabras del Maestro Usui: "A través de este método hacemos que nuestro cuerpo se vuelva más sano y el pensamiento se vuelva más calmado y también aumentamos la alegría de vivir". El grado de sanación propia de quien practique la disciplina, marcará el grado de eficiencia en donde la desarrolle. La pureza de la energía será también un indicador de su fuerza. Cuanto más uno trabaje en purificarse, mayor será la fuerza y la cantidad de energía que pueda transmitir a través de si mismo. La idea del Reiki es que el proceso nos conecte con nuestro espíritu y nos llene de energía para que nuestra vida sea mas saludable y mas plena. Sólo con una vida repleta de paz vamos a poder crecer y desarrollar las cosas que nos proponemos.

 

La paz interior no es un fin, es un camino. La decisión posterior de que camino tomar es muy personal. Esta técnica es el resultado de mucho estudio y no aplica solamente a la sanación física. El camino del Reiki-do, es el estudio, conocimiento y desarrollo principalmente espiritual. Mikao Usui, en cierta ocasión dijo: ¨El camino del Reiki que yo practico, tiene espacio para cada uno de los 8 millones de dioses del mundo y yo coopero con cada uno de ellos. El Gran Espíritu que guía al Reiki engloba y disfruta de todo lo que es Divino y está iluminado de cada país. Únete a ti mismo a lo más expandido y podrás percibir frecuencias maravillosas donde quiera que te encuentres¨. El sistema, netamente esotérico, se enseña a través de símbolos y se aprende mediante la práctica constante y es útil para cualquier persona en el mundo independientemente de su credo o raza. La esencia del Reiki busca sanar mental y físicamente (sanación con ¨Ki¨ o sanación energética), y el crecimiento espiritual (sanación con ¨Rei¨ o sanación espiritual). El propósito es alcanzar el propósito que cada quien se puso para su propia vida, buscando llegar al nivel más alto de realización espiritual (lo que comúnmente se conoce como iluminación), a través de la práctica constante. Lograr conseguir la unidad con el ¨Ser¨, buscando el verdadero sentido de la existencia humana y siendo conscientes de la parte que somos cada uno en la vida universal. Buscar el Amor impersonal, elevando la vibración del Ser y con esto lograr una vida armónica con el entorno del que somos parte, contribuyendo a la felicidad personal y la paz universal. En la medida en que las prácticas se van produciendo, nuestra energía se modifica logrando mayor fuerza en sus vibraciones y mayor pureza. 

 

El desarrollo de la persona que canaliza estará intrínsecamente relacionado con los resultados que obtenga como sanador también. Con el correr del tiempo y de la práctica, se irá apreciando un cambio del cual, los únicos maestros reales serán la propia percepción y la mismísima energía.